11 de noviembre: ¡Todos los días pueden ser festivos dedicados a Jesús!

 

¡Todos los días pueden ser fiesta, pues cada uno puede ser un día santo si los vivimos todos para Jesús! Cada día puede ser santo, sagrado, purificado y apartado para servir al Señor.

Algunos valoran un día más que otro, pero nosotros debemos juzgar iguales todos los días. (Ro.14:5) ¡Todos los días son del Señor, todos son días santos! ¡No sólo días festivos, sino días benditos! ¡Al Señor no debemos amarlo más los domingos que cualquier otro día de la semana! ¡Todos los días debiéramos amar y adorar al Señor por igual!

Todos los días podemos celebrar la fiesta de acción de gracias. ¡Debemos estar agradecidos y valorar cada momento de cada día, alabando y dándole gracias al Señor continuamente por ello! ¡Todos los días podemos celebrar Navidad! Si tenemos Navidad en nuestros pensamientos y en el corazón, podemos vivir todos los días como Navidad! ¡Cada día debemos amarle más y más, cada día debemos ser más cariñosos y cada día ser una mayor bendición! Entonces cada día será Navidad, Acción de Gracias, cumpleaños y Año Nuevo, ¡todo en uno!

“¡Cada día con Jesús es mejor que el día de ayer! ¡Cada día con Jesús más y más le he de querer! Me guarda y me salva, y ahora vivo para El. Cada día con Jesús es mejor que el día de ayer!”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *