15 de septiembre: ¡Quien quiera atraer gente, debe ser atrayente!

 

¡Cada vez que testifiques, acentúa lo positivo, no lo negativo! Si bien debes estar preparado para combatir ocasionalmente al diablo y sus mentiras, y para poder responder todas las preguntas de todo el que te cuestione, ¡en general debes testificar de manera positiva!

Intenta acercarte a los demás de modo positivo, con una actitud positiva. Sé amable, amoroso, comprensivo, compasivo, benévolo, buscando siempre tantos puntos de coincidencia como puedas. Enfatiza las cosas que compartes en común con ellos en tanto seres humanos con similares problemas, ¡y no a los puntos en discrepancia!

Combatir sistemas falsos y falsas doctrinas puede ser una tentación cuando sabes que estás totalmente en lo cierto y ellos totalmente equivocados, pero esa es una prédica negativa, es testificación negativa. ¡Y esa clase de actitud no atrae a la gente, no gana almas y no expresa amor! ¡La mejor manera de atacar los puntos de desacuerdo no es el ataque frontal en contra de su oscuridad y sus mentiras, sino presentar la luz, lo positivo! ¡Predica la Verdad, que la Verdad se hará cargo de las mentiras!

¡En vez de predicar contra algo, prediquemos a Jesús y El atraerá a todos los hombres a Sí mismo! ¿Amén? ¡Que Dios te bendiga y te mantenga siempre amoroso y atrayente!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *