25 de noviembre: ¡Dios puede utilizarte hasta a ti!



“No es asunto tuyo poner en duda la obra de tu Creador.” – “Acaso le dirá la vasija al Alfarero que la hizo: `¿Por qué me has hecho así?’ Pues te he hecho según Mi voluntad,  para que puedas cumplir Mi propósito.” – “Porque Tú eres Mi creación y la obra de Mis manos.” – “Te daré un corazón nuevo, y serás un nuevo hombre, oh, pequeño:”

               Todo depende de ti, de tu entrega y de tu disposición para volverte dispuesto, y hace falta una humildad absoluta, que es sinónimo de amor absoluto, ¡de forma que quieras ir a cualquier lugar en cualquier momento y hacer cualquier cosa, por quien sea, y no ser nadie, a fin de complacerle a El y ayudar a los demás! ¿Estás listo? – Con la ayuda de Dios lo puedes hacer, debido al Señor, ¡porque El puede hacerlo! Si quiere, puede valerse de cualquier cosa para realizarlo, ¡hasta de ti! Le encanta escoger lo débil para avergonzar lo fuerte. Le encanta escoger lo  necio para deshacer la sabiduría de los sabios. (ICo.1:27,28)

               Ayúdanos Señor, a darnos cuenta de lo mucho que dependemos de Ti, de que Tú eres en realidad Quien lo hace todo y nosotros no somos nada; tenemos que depender de Ti, Jesús. – ¡Danos fuerzas para realizar Tu trabajo, rejuvenecidos, renovados y restablecidos con nuevas fuerzas, inspiración y alegría!

               ¡No es nada tuyo! Viene de Dios, porque te sometes y amas a Jesús. ¡Acéptalo, y será muy hermoso!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *