4 de enero

Sólo Dios puede darle auténtico sentido a la vida.

 

Hay muchísimas personas que no saben qué creer: no saben de dónde vienen, ni quiénes son, ni hacia dónde se dirigen. ¡Están completamente confundidas! ¡Es porque han perdido contacto con el único punto de referencia concreto, es decir, Dios y Su explicación de la vida, la Biblia! ¡Como han perdido la fe en Dios, dejan de creer en el amor, y por consiguiente en la vida y en la gente, y ya no tienen fe en nada!

 

¡Pero nosotros hemos descubierto un amor que dura para siempre y un Dios que no puede fallar! ¡Porque «le conocemos, y conocerle es la Vida Eterna»! (Jn.17:3) ¡Hemos nacido de nuevo; ahora tenemos un concepto de la vida totalmente diferente y una nueva manera de ver las cosas, gracias a Dios!

 

Y además de la felicidad, la vida y el amor maravillosos que nos da vivir para Jesús, ¡hemos encontrado un auténtico objetivo en la vida y a Alguien por quien vivir! Ahora nos gusta afrontar la vida, nuestras nuevas labores nos parecen emocionantes, disfrutamos muchísimo con nuestra nueva Familia y nuestra nueva fe nos proporciona la mayor de las satisfacciones. ¡Gracias, Jesús!

 

Ah, «¡Ah, dulce misterio de la vida, por fin te he hallado! ¡Por fin la razón de todo se me revela!» ¡Es Jesús!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *