Qué maravilloso es conocer a Jesús, ¿verdad?¡Qué maravilloso es ser salvo!

«¡Dios, nuestro Dios ha de salvarnos!» (Sal.68:20) Salvarnos totalmente, en cuerpo, alma y espíritu. Dios nos ha rescatado de las mismísimas puertas de la muerte y del infierno. Si has aceptado a Jesús, la batalla de tu alma ya está ganada, ¡es una victoria permanente de salvación eterna! Ya no tendrás que preocuparte de si estás salvado, ni de si vas a ir al infierno o al Cielo, ni de nada. ¡Tienes vida eterna por medio de Jesús, que es el don de Dios, y no puedes perderla porque Él te guardará! ¡Le perteneces!
Dios dice que ha deshecho tus pecados como niebla, y que como una nube los ha puesto tras Sus espaldas, y que no se acordará más de ellos en contra tuya (Isa.44:22). Ahora estás completamente limpio, ya no estás sucio ni sometido al poder del Enemigo. Puedes comenzar una nueva vida con el Señor, porque eres una nueva criatura en Cristo Jesús. Las cosas viejas pasaron y todas son nuevas (2Cor.5:17).
¡Has nacido de nuevo, eres una nueva persona, un nuevo hijo de Dios! ¡Tu vida tiene un nuevo plan, un nuevo propósito! ¡Dará paz a tu mente, pureza a tu corazón, descanso a tu alma y felicidad a tu espíritu, ahora y para siempre! «¡Ya tengo paz! ¡Su sangre y Su perdón cubren mis pecados y mi vida anterior!»

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *